El aceite de la viuda.

Querido amigo esta Historia viene en la Biblia en 2o de Reyes 4:1-7:
Toma tiempo para leerla de la Palabra de Dios.

Nos habla de una mujer que tenia varios hijos, su esposo era hijo de los profetas y  acababa de morir, además este le debía dinero a un señor.
Un día llegó a casa de la mujer viuda la persona a la cual le debian dinero y le dijo:Viuda, vengo por mi dinero; ella muy triste le respondió: No tengo para pagarle, no tengo nada señor, como usted sabe mi esposo ha muerto y dificilmente puedo sacar adelante a mis hijos.
El señor sin misericordia y olvidando que Dios manda ayudar a las viudas,  le dijo: O me paga o me llevo a dos de sus hijos para que me sirvan!!!!!!

Que triste se sentía la viuda, ella quería pagar mas no tenía el dinero, pero ella era Cristiana y oró a Dios,  y al día siguiente muy de mañana ella fue a buscar al varón de Dios para contarle su problema, el profeta Eliseo le preguntó ¿Qué tienes en tu casa? cuando ella lo encontró le contó lo de la deuda de su esposo muerto y de que le pidieron dos de sus hijos por siervos para pagar ella dijo no tengo nada para vender solo una vasija con poco aceite....

El varón le dijo ve pide para ti vasijas prestadas de todos tus vecinos, vasijas vacías, no pocas, y ella mandó a sus hijos a casas de sus vecinos a pedir vasijas prestadas y ellos las traían a toda velocidad pero con mucho cuidado para que no se les rompiesen y preguntaron en todas las casas, hasta que ya no habia a nadie mas a quien pedirle.

El varón le dijo encierrate en tu casa tu y tus hijos y echa aceite de tu vasija a una de las vasijas vacías, y cuando esa vasija este llena ponla aparte y luego llena otra y asi cada vez.... y ella hizo como el varón de Dios le dijo y llenaron una vasija y otra y otra y otra y otra y  asi cada vez, hasta que la mujer le dijo a uno de sus hijos: rápido pasame otra pero él hijo le respondió: Mamá ya no hay más ya las hemos llenado todas y entonces cesó el aceite.

Sucedió un milagro pues del poco aceite que había Dios que es Fiel y Todopoderoso hizo que abundara para una y otra y otra y otra y otra vasija. Debes saber que cada cristiano somos una vasija con poco aceite, la verdad no tenemos mucho ni somos la gran cosa, pero en las manos de Dios  El nos llena de Su Palabra de su Amor y de su fiel provisión para que nosotros  llenemos  de bendiciones a otros, Dios te creo para ser una vasija de bendición, amando a los que te rodean, compartiendoles el evangelio, invitandoles a la iglesia,  y en cada culto dando una ofrenda para apoyar Misiones, no tengas miedo de darte y dar para otros como lo hizo Nuestro Salvador. Aunque seas pequeño Dios quiere y puede hacer grandes cosas con tu vida.

La viuda fue al varón y le contó como Dios había multiplicado el aceite y habia llenado tantas vasijas y el profeta le dijo: Ve y vende el aceite y paga lo que debes y con el dinero que te quede vivan tu y tus hijos, así Dios les proveyó lo suficiente.

Dios desea que seas abundante bendición para otros, tal vez no tengas mucho pero lo poco que tienes lo puedes dar y Dios lo va a multiplicar y no solo va a bendecir a los que te rodean, sino que al igual que la viuda tu también recibirás bendición pues Mas Bienaventurado es DAR que recibir, aprende desde ahora a vaciar tu aceite, dando tiempo para orar por otros, para predicar el evangelio, para dar ofrenda a Dios para las misiones pero sobre todo dar tú vida al Señor y verás como Dios te volverá a llenar.
Oraré para que Dios te use como esa vasijita para hacer la Obra de Dios en otros países con tu apoyo en oración y ofrendas.
Nos vemos más adelante.


1 comentario:

Avance Misionero dijo...

Dios nos permita honrarle esta semana y cada día, siendo llenos de su poder y gracia para alcanzar a otros. =D

Comentarios Recientes

Entradas populares